LOS NÚMEROS SEGÚN EL FENG SHUI

MITOS Y CREENCIAS

Los números en el feng shui

El Feng Shui es un antiguo sistema chino que se basa en las leyes de los Cielos y la Tierra para canalizar la energia conocida como Chi (Qi) de forma positiva, mejorando nuestra vida. Feng Shui se traduce literalmente en "Viento-Agua". Este termino se deriva de un pasaje del Libro de Entierros (Zangshu) de la dinastía Jin.

El Feng Shui hace uso de formulas para calcular la energia ascendente y descendente de los individuos y lugares, por lo que los números tienen un papel importante en esta práctica. Cada persona tiene su número personal o "Ming Gua" que tiene a su vez asociada una dirección cardinal y un elemento básico.

- 1 - El número UNO. Kan, asociado al norte. Su elemento es el agua (Shui). Se asocia al hijo mediano.

- 2 - El número DOS. Kun, Suroeste. Se asocia al elemento tierra (Tu) y a la madre.

- 3 - El número TRES. Zhen, se asocia al Este. Su elemento es la madera (Mu) y se asocia al hijo mayor.

- 4 - El número CUATRO.Xun o Sureste. Le correspone el elemento madera (Mu) y la hija mayor..

- 5 - El número CINCO. El número Cinco corresponde a todos los elementos y no tiene dirección, ya que es el centro del cuadrado Luo Shu.

- 6 - El número SEIS.Qian o Noroeste. Se asocia al padre y su elemento es el metal (Jin).

- 7 - El número SIETE.Dui, Oeste. Su elemento es el metal (Jin) y se asocia a la hija menor.

- 8 - El número OCHO. Gen, asociado al Noreste. Le corresponde el elemento tierra (Tu) y se asocia al hijo menor.

- 9 -El número NUEVE. Li, asociado al Sur. Su elemento es el fuego (Huo) y se asocia a la hija mediana.


Los números de la suerte según el feng shui

¿Qué son los numeros de la suerte?

Los números y su relación mística con la suerte, el destino o las deidades se remonta a los albores de la historia del hombre. Ya hace más de 4000 años, existía la leyenda de la tortuga con los 9 cuadrados perfectos en su caparazón, 3 veces 3, que el Emperador Yu vio en las orillas del río Luo, y que da orígen al cuadrado de Luo Shu, un instrumento de numerología china. Los indios ya relacionaban a las deidades, a las estrellas y a las constelaciones en su Vedas mucho antes del año 5 d.C (después de Cristo), que es cuando empezaron a escribir sus conocimientos, puesto que antes estos se pasaban de generación en generación como tradición oral. Tambien los judios y su cábala están muy influenciados por los números. El mismísimo Pitágoras creía en la relación entre los números y el destino del hombre. En resumen, los números de la suerte son tan antiguos como el mismo hombre.